¿Funcionan los sitios de citas en línea?

Las estadísticas parecen indicar que sí. Según Loventine, la mitad de los solteros mexicanos mayores de dieciocho años utilizan herramientas web para tratar de encontrar a su media naranja o una pareja sexual. Y esta cifra va creciendo año a año.

sexo-600x399Las primeras webs de contactos tienen ya veinte años, son casi tan antiguas como la popularización del propio Internet. Durante todo este tiempo han tenido que competir con otros sistemas de interacción virtual, desde los chats a las redes sociales como Facebook o Twitter. Además, en los últimos tiempos los sitios de citas en línea para tener sexo sin compromiso como encuentros-sexuales.mx o encuentros-casuales.com también deben hacer frente a la nueva moda de las apps para ligar de los smartphones, como Badoo o Tinder.

A pesar de que la competencia es feroz, el negocio y los usuarios de este tipo de servicios van creciendo poco a poco, sin duda la mejor muestra de que son eficaces. Las páginas de contactos son utilizadas por un número similar de hombres y de mujeres y parece ser que las relaciones que se establecen a través de este sistema duran más tiempo.

Eso sí, para tener éxito en nuestra búsqueda de la pareja ideal, es necesario seguir ciertos consejos. Por ejemplo, hay que ser sincero a la hora de crear el perfil y utilizar una fotografía que favorezca, pero sin manipular. Nada de añadirse unos cuantos centímetros de más, o de subir esa foto que te hiciste hace más de diez años, porque es muy posible que cualquier mentirijilla online se vuelva contra ti durante la primera cita. Y sobre todo, debes tener paciencia. ¡La pareja ideal no se encuentra en un día!

Traicionar en internet

Sábado noche. Tu pareja se ha ido de nuevo de fiesta con sus amigos. No es el primer “finde” que lo hace y sabes perfectamente que no será el último. Estas un poco cansada de tanto cachondeo nocturno, teniendo en cuenta que la mayoría de los colegas con los que sale están solteros. Además está bueno, él lo sabe y las chicas que lo vean tomando una copa, también.
Ashley Madison - Have an affair. Married Dating, Affairs, Married Women, Extramarital Affair
Todos los ingredientes para desconfiar si a eso lo sumamos que últimamente está esquivo en la cama. El problema es que no puedes darle de su propia medicina porque a tus amigas ya no les apetece salir el sábado noche y prefieren las tardes de café y cine. Menudo rollo.

En tu interior se despierta un viejo vicio que no lo experimentabas desde antes de conocer a tu pareja: hablar con otras personas por internet. Recuerdas aquellas charlas hasta las tantas de la madrugada por Messenger con gente que habías conocido previamente en el IRC o en cualquier otro chat. Algunas desembocaban en una cita a ciegas días después o esa misma noche. Locuras de juventud que ahora ni te planteas… o sí.

Enciendes el portátil, buscas cuál son los chat del momento y te desinhibes abierta a lo que pueda pasar. No pones límites. Estás un poco cansada de tanto desplante de tu novio y esta es tu noche. Rápidamente te registras en un sitio de citas extramaritales. Aparece un chico interesante con el que, después de dialogar, le das tu móvil para hablar por WhatsApp. Ahí llega el intercambio de fotos, las confidencias y una complicidad que te pone a mil. Te propone quedar. ¿Darás el paso?